Consejos para evitar la acidez estomacal

Por fjramirez / hace 1 año / 0 Comentarios ».

Consejos para evitar la acidez estomacal

El ardor o acidez estomacal es una sensación de quemazón en el esófago, más precisamente en la boca del estómago que suele subir hacia arriba, llegando hasta la garganta y dejando un regusto amargo o ácido, molesto y a veces arde bastante. Suele suceder una hora más o menos luego de haber comido. En esta ocasión, y teniendo en cuenta que este tipo de reflujo es habitual en las personas les vamos a dejar algunos buenos consejos para evitar la acidez estomacal.

Consejos para evitar la acidez estomacal

  1. Se tendrá que evitar consumir café, bebidas alcohólicas, bebidas carbonatadas, cítricos, alimentos condimentados, chocolate, tomate, cebolla y cualquier otro alimento que uno suela notar como el principal responsable de nuestra acidez.evitar la acidez estomacal
  1. Luego de hacer comido no tendrá que hacer ejercicios intensos ni tomar posturas como agacharse; no obstante, si se aconseja caminar a ritmo suave entre los especialistas en la materia.
  1. No debería acostarse hasta después de 2 o 3 horas tras haber almorzado o cenado pues, al acostarse, los alimentos se presionan sobre acidez estomacalel esfínter que, en condiciones normales, hace que se evite el retorno de alimento al esófago.
  1. Las comidas tiene que ser ligeras, sobre todo la cena. Las comidas abundantes son contraproducentes, mas aun si son grasas, pues son más complejas para digerir y producen un retraso en la digestión.
  1. Deberá dormir con la cabeza levantada unos 15 cm. Para esto lo ideal es levantar la cabecera de la cama o el colchón en la zona de la cabeza. El encontrarse la cabeza más alta que el estómago esto hará de impedimento al retorno de alimento. Pero, utilizar más almohadas no es útil ya que durante la noche, solemos moveremos y se perderá esa postura elevada de la cabeza y el reflujo volverá.
  1. Si es una persona con sobrepeso, lo ideal es hacer una dieta y ejercicios para rebajar de peso. La obesidad aumenta la presión abdominal, provocando de esta manera el retorno hacia el esófago y generando la acidez, incomodidad, ardor, irritación, etc.

Comenta esta nota!